Beneficios de la Equitación

Bien conocidos son los beneficios para la mente y el cuerpo que proporciona la práctica del deporte ecuestre.

El Caballo y el humano

Andar a caballo es una actividad muy completa que combina diversión, realización personal y nos ayuda a mantenernos activos y en forma.

La equitación es mucho más que un deporte pues a diferencia del resto de deportes, es la relación del humano con un ser vivo, el caballo, que aporta diferentes beneficios físicos y psicológicos haciendo que esta actividad consiga cada vez más entusiastas.

Beneficios físicos

Algunos beneficios de la equitación son:

1. Mejora el equilibrio vertical y horizontal.

2. El tronco se mantiene erguido, lo que favorece el control de la postura y ayuda a corregirla.

3. Regula el tono muscular y además, el hecho de que el caballo tenga una temperatura mayor a la del ser humano favorece la circulación sanguínea.

4. Disminuye la espasticidad (músculos contraídos).

5. Al tener que estar alerta ante posibles cambios de ritmo por parte del caballo se favorece la coordinación motriz fina y gruesa, los reflejos y la planificación motora.

7. Mejora la percepción del esquema corporal y favorece la adquisición de lateralidad.

Beneficios Psicológicos

1. El estar en contacto con el caballo favorece la confianza, el autocontrol y mejora la autoestima.

2. Mejora la concentración, la capacidad de atención y favorece la memoria.

3. Tener al caballo bajo nuestro control mejora la capacidad de atención e insentiva sentimientos como el respeto y la responsabilidad.

4. Proporciona nuevos conocimientos.

5. Favorece la ubicación en el espacio y en el tiempo.